Nuestros primos, más de lo que creemos

Artículo de EL PAÍS, por Javier Salas el 02-02-2017.

Enlace al artículo: https://goo.gl/fRhjXK


“Los chimpancés que mataron al tirano”

Este curioso artículo nos narra una trama política de poder, ambición, celos y violencia. Una historia digna de Shakespeare. Pero no hablamos de ningún rey del medievo, ni de ningún padrino de la mafia siciliana. La historia gira entorno a unos chimpancés de Senegal.

“Foudouko había alcanzado la condición de macho alfa del grupo siendo todavía joven, a comienzos de 2005, y había logrado liderar esta comunidad hasta finales de 2007, siempre contando con la ayuda de Mamadou, su lugarteniente. Foudouko fue destronado después de que Mamadou recibiera una brutal paliza que le rompió el fémur o la cadera”

“Era algo así como un tirano” 

Tras ser derrocado y exiliado, Foudouko pasó largos años solo, en ostracismo, lejos de su comunidad. Cosa que según los primatólogos puede resultar muy estresante debido al hecho de que son animales extremadamente sociables. Poco a poco, a partir de 2013, el simio empezó a unirse de forma esporádica al grupo, que entretanto fue liderado por David. Una noche, después de algunos momentos de tensión entre Foudouko, los primatólogos oyeron muchos gritos provenientes de la comunidad de primates.

“Antes del alba, uno de ellos encontraba el cadáver de Foudouko, con severos desgarros en el cuello y un pie, que probablemente causaron que se desangrara”

Los científicos empezaron a observar el comportamiento de los simios. Vieron como Mamadou, antiguo lugarteniente que juró lealtad a David, se acercó al cadáver, tocándolo con cuidado, como si quisiera reanimarlo. Pero entonces llegó una hembra dominante, la madre de David, macho alfa del momento:

“Comenzó a comer de las heridas de su cuello, mordiendo varias veces su cuerpo para arrancar trozos de carne que se comería. Después de varios de estos bocados, y algún mordisco en los genitales, esta hembra introdujo el dedo en el ano del cadáver, que estaba desgarrado, y extrajo material fecal.

Quizás al ser una comunidad con pocas hembras, y abundancia de machos que tienen que competir, Foudouko intentó dañar David cuando este era más joven, y quizás fue defendido por Mamadou que se llevó una paliza por parte de Mamadou ¿ Podría ser que la madre de David fuera realmente la que gobierna la comunidad, y que se vengó de Foudouko años después? Esto nos recuerda a algunas de las sagas sobre juegos de poder y ambición que muchos conocemos. Esto nos demuestra, una vez más, que no hemos evolucionado tanto como nos creemos, y que nuestra sociedad no és tan distinta de algunas sociedades presentes en el mundo animal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s