Casi la mitad de los españoles, de acuerdo con que España es un Estado plurinacional


Casi la mitad de los españoles, de acuerdo con que España es un Estado plurinacional

La idea de la España plurinacional que impulsó el PSOE en su 39º Congreso Federal, a instancias de Pedro Sánchez, no genera tanto debate en la calle. O no causa, al menos, tanto rechazo como la controversia que provocó de puertas para dentro. Casi la mitad de los españoles, el 48,5% para ser exactos, comparte esa definición del Estado.

Son los datos que se desprenden de la última encuesta del Instituto DYM para El Confidencial, que ha dibujado la estimación de voto en unas generalesy en unas autonómicas catalanas y ha radiografiado las percepciones sobre el referéndum unilateral promovido por las formaciones independentistas o sobre el liderazgo del ‘procés‘.

En esta última parte del barómetro, realizado entre el 22 y el 28 de junio a partir de 1.219 entrevistas en toda España (531 de ellas en Cataluña), la encuesta analiza el grado de apoyo hacia la España plurinacional y las sensaciones de los ciudadanos hacia la crisis territorial.

El sondeo es concluyente respecto a la primera cuestión: el 48,5% de los españoles está de acuerdo con la idea de que España es en realidad un Estado plurinacional, por un 35,6% que rechaza ese concepto y un 16% que no sabe o no contesta.

Lo aprobado en junio

Esa idea quedó aprobada en el 39º Congreso del PSOE que se cerró el pasado 18 de junio. En concreto, el partido refrendó proponer “un reforma constitucional federal, que mantenga la unidad del Estado, perfeccionando el carácter plurinacional del mismo, y que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español, de acuerdo con los artículos 1 y 2 de la Constitución española”. Pedro Sánchez y su equipo han venido recalcando que la concepción de una España plurinacional no viola la Carta Magna, porque además no se cuestiona que solo hay un único sujeto de soberanía, el pueblo español, y por tanto no cabe el derecho de autodeterminación. Solo pretende, han insistido, que ese reconocimiento se traduzca en una modificación del Título VIII —el que aborda la organización territorial del Estado—, y que en él se recojan las “naciones” y regiones de España, entendidas las primeras como “naciones culturales” y no como sujetos de soberanía.

El apoyo al concepto revitalizado por el ‘nuevo PSOE’ es homogéneo entre hombres (50,7%) y mujeres (46,7%), y es mayor entre los segmentos más jóvenes: tanto en los de 18 a 25 años (54,9%) como en los de 26 a 35 (57,3%). De 36 a 45 años el respaldo baja al 52%, y a partir de ahí va decayendo, hasta el 33,2% entre los mayores de 65 años.

Sánchez no tendrá problemas con sus votantes. El 60,5% de los que apostaron por el PSOE en las últimas elecciones están de acuerdo con la España plurinacional. También el 73,1% de los que eligieron a Unidos Podemos. Sin embargo, esa idea choca más entre los electores del PP: el 61,1% la rechaza. Los partidarios de Ciudadanos están más divididos: un 42,4% apoya ese carácter plurinacional del Estado y otro 45,9% se opone a él. La acogida del concepto es mayor en la izquierda (63,8%) y el centro izquierda (63%) que en el centro (45,8%) y la derecha (26,3%).

Más y menos inquietos

DYM también pregunta por el grado de inquietud de los ciudadanos por el conflicto abierto entre Cataluña y España. Hasta un 35,9% del total afirma sentirse muy o bastante preocupado, mientras que otro 39,1% manifiesta que es un tema que le remueve poco o nada. El saldo en el total de España (contando Cataluña) es de -3,2, lo que quiere decir que son más los que dicen que no están intranquilos que los que aseveran lo contrario.

Como ocurría en otra tanda de preguntas, se aprecian diferencias de visión dentro y fuera de Cataluña. Así, el 53,1% de los catalanes se confiesa preocupado por la situación de choque actual, mientras que solo opina lo mismo el 32,7% del resto de españoles. Es decir, el saldo evaluativo (la diferencia entre los que dicen sentirse muy o bastante inquietos y los que afirman estar poco o nada preocupados) es positiva, de 28,7 puntos en Cataluña, pero de -9,2 en el resto del país.

Ese saldo está en verde entre los que votaron al PP (+7,7), al PSOE (+0,5) y a Ciudadanos (+14,3) —en este caso, son más a los que les preocupa el desafío soberanista que a los que no—, pero es negativo si se pregunta a los electores de Unidos Podemos (-20,9). La diferencia también es positiva entre los que se catalogan de centro derecha (+10,4) y derecha (+2) y negativa para los votantes de centro (-6,6), centro izquierda (-1,9) e izquierda (-6,4).

Diferencias según dónde se pregunte

El principal sentimiento que genera la actual situación es, en el total de España, pena (así lo expresa el 25,1% de los encuestados). El 17,4% manifiesta rechazo; un 13,8%, malestar; un 9,2%, enfado; un 8,5%, indiferencia, y un 6,8%, solidaridad con Cataluña.

Si se comparan en cambio los datos en la comunidad y en el resto del país, se observa que el sentimiento de pena es superior entre los catalanes (27,9% frente al 24,6%), así como el sentimiento de malestar (20%, frente al 14,6%) o enfado (11,9% frente al 8,7%). En cambio, entre el resto de españoles, es superior el sentimiento de indifencia (lo cita el 9,5%, por el 3,3% de catalanes).

La última pregunta del estudio se refiere a los conflictos personalesgenerados por el órdago secesionista. Hasta un 89,6% señala que la crisis territorial no le ha provocado ningún problema en su vida, pero un 10% sostiene que sí. De nuevo, hay diferencias según dónde se interrogue. En Cataluña, un 17,2% sí apunta que la situación le ha generado conflictos personales (con amigos, conocidos o familiares), más del doble de lo que cuentan en el resto del país (8,6%). El porcentaje también es sensiblemente más alto entre los jóvenes de 18 a 25 años (19,6%) y algo por encima de la media a los de 26 a 35 (11,8%). Esa cifra de agraviados va decreciendo según se aumenta la edad: así, el inapreciable 4,9% de los mayores de 65 se queja de los problemas personales que le ha generado la tensión con Cataluña. Por votantes en las últimas elecciones, pocas diferencias: los que lamentan los conflictos en su vida que le ha acarreado la crisis soberanista rondan el 10% en los electores de PP (11,2%), PSOE (8,9%), Unidos Podemos (9,4%) y Ciudadanos (9,6%).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s