Catalunya, ‘un sol poble’ por Pablo Iglesias y Xavier Domènech


Catalunya, ‘un sol poble’ por Pablo Iglesias y Xavier Domènech

 

La crisis del 2008 abrió en España y en Catalunya una época de crisis de soberanías. Estar a la altura de nuestros tiempos supone afrontar que la agresión a los derechos sociales es, ante todo, una cuestión de soberanías que solo puede resolverse democráticamente. La corrupción y las políticas de saqueo de lo público, como forma de gobierno de los viejos partidos gobernantes, tanto de España como de Catalunya, son la mejor expresión de la crisis de las soberanías populares. La corrupción y el saqueo de lo público son, de hecho, la principal amenaza contra la soberanía popular y, sin soberanía popular, no puede haber soberanías nacionales.

Nuestra moción de censura contra el PP puso sobre la mesa una propuesta para Catalunya y para España que va más allá de los proyectos de nuestras organizaciones políticas. El PP pudo resistir a duras penas en el Congreso, sumando menos votos en contra de la moción que los que sumaron el sí y las abstenciones, pero sufrió una derrota política, moral y sobre todo, histórica. La principal característica del bloque inmovilista que forman el PP y C’s es que no tienen ningún proyecto ni para Catalunya ni para España.

En nuestra moción de censura hacíamos una apuesta doble. En primero lugar, la consecución del derecho a decidir como reconocimiento de la soberanía de Catalunya. Y en segundo lugar, asumiendo la soberanía catalana, la articulación de un modelo de organización territorial plurinacional que no excluya el debate sobre la confederalidad.

Cuando empezamos a hablar de plurinacionalidad, en Catalunya y en el conjunto del Estado, y planteamos que la plurinacionalidad no es solo un hecho “cultural” sino que implica la aceptación con todas las consecuencias que vivimos en un espacio compartido donde coexisten varías naciones y soberanías, estábamos solos. También nos quedamos solos defendiendo un referéndum para Catalunya mientras algunos prometían soluciones donde todo estaba ya hecho y decidido en 18 meses. Recibimos entonces condescendencia y mucha agresividad pero hoy cada vez son más amplios los sectores sociales en el conjunto del Estado que reconocen la plurinacionalidad y la necesidad de un referéndum efectivo en Catalunya. Y eso ha hecho moverse a todos los actores políticos; especialmente al PSC y al PSOE.

No es nuevo que el de las soberanías es un problema histórico que solo puede resolverse democráticamente. Es evidente que existe un demos catalán que hace de Catalunya un sujeto político. La prueba es que fue solo la ciudadanía catalana la que refrendó el Estatut. La enorme torpeza del PP forzando la sentencia del TC del 2010 rompió el pacto territorial del 78 que no era sino un pacto de reconocimiento precario de soberanías. El PP no solo demostró que no entendía Catalunya, sino que tampoco entendía España. La ruptura provocada por la ineptitud del partido que tiene secuestrado el Estado español, solo se podrá soldar con un pacto que tenga el derecho a decidir en su centro.

Cuando así lo defendimos también nos encontramos solos, en medio de críticas irresponsables de portavoces políticos que afirmaban sin rubor alguno que eso era “pantalla pasada” y que la independencia estaba a la vuelta de la esquina. Pero en el transcurso de los 18 meses de la primera hoja de ruta, la mayoría gubernamental catalana, construida al entorno de un pacto por la presidencia, el reparto de ‘conselleries’ y la aprobación de unos presupuestos ‘Made in Convergència’, decidió recuperar la propuesta del referéndum. El tiempo dirá si el cambio se debe a una rectificación real, obedeciendo a las mayorías reales de Catalunya, o a un intento, uno más, de aterrizaje de emergencia de su accidentada legislatura.

Seamos claros: Catalunya es una nación que quiere decidir su futuro y que necesita para ello seguir tejiendo alianzas en la batalla por las soberanías en toda España. Decir que los últimos tres años no ha cambiado nada en España es estar ciego.

Y es en este punto donde debe enmarcarse la convocatoria del 1-O.  A nuestro juicio, el 1-O se está configurando antes como una amplísima movilización que afirma el derecho a decidir y la voluntad de soberanía, que como un debate público y abierto sobre qué estatus y relación jurídica quiere la ciudadanía catalana. El motivo es obvio y lo tenemos claro; el gobierno del PP se niega a reconocer la existencia del demos catalán y apuesta por la represión. Para el PP, Catalunya es solo un recurso para apartar el foco de su corrupción.

Por eso la movilización del 1-O puede ser un acto de afirmación de derechos y soberanía ante una situación que se debe desbloquear, dado el fracaso rotundo del PP y sus pulsiones represivas. En este sentido, como movilización política, reivindicamos su legitimidad y apoyamos que se realice.

Pero después llegara el día 2 y entonces habrá que seguir trabajando por un referéndum que debe interpelar a todos los implicados, donde nadie pueda ser invitado a su propia casa, mostrando la pluralidad con la que se constituye el viejo anhelo de futuro del catalanismo popular de ser un ‘sol poble’.

Catalunya se construirá con los del sí, con los del no y con los que defienden un nuevo encaje de la nación catalana en un nuevo proyecto colectivo. Catalunya se construirá con los que se movilizarán el 1-O y con los que no lo harán. Ganar la batalla de la soberanías es ganar la batalla de construir amplias mayorías que permitan construir para decidir y que saben que se decide construyendo un país más justo, más limpio y más libre.

Estamos seguros de que Catalunya, antes de lo que muchos piensan, decidirá. Y lo hará como un ‘sol poble’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s