El ‘procés’ independentista català: sin adjetivos, sólo cifras

  • AUTOR: Ignasi Jové

El ‘procés’ independentista català: sin adjetivos, sólo cifras

El “procés” soberanista de Cataluña de 2012-2017 (aún activo) hace referencia a los hechos que se han ido desarrollando desde el año 2012 con el objetivo de lograr el derecho de autodeterminación y la independencia de Cataluña que se prolonga hasta el día de hoy. En el siguiente gráfico, vamos a intentar ilustrar y contextualizarlo en el tiempo, para tener una visión más clara (y más honesta si cabe) de la magnitud REAL de lo que representa dicho movimiento:

INFOGRAFÍA:

  • Total habitantes Catalunya: 7.500.000
  • Imagen: 7.500 píxeles de ancho.
  • Escala: 1:1000 (1 píxel = 1000 personas)
  • Cifras acuradas, NO exactas
  • Investigación datos electorales: Prensa & Wikipedia
  • Investigación datos demográficos: Wikipedia & Idescat: https://goo.gl/hD9QxD
  • Investigación datos participación independentista: Internet, ANC, Omnium Cultural y prensa 
  • Caminando hacia el IBERISME 2020: el “procés” definitivo?

PRELUDIO 2010 – 2012:

a

Manifestación contra el recorte del Estatuto (julio de 2010)

B04 BARCELONA, 10/07/2010.- El expresidente Pasqual Maragall (1i.), Jordi Pujol (2i), el president de la Generalitat José Montilla (3i), el presidente del Parlament Ernest Benach (3d.), el ex president del Parlament Heribert Barrera (2d.) y el ex presidente del Parlament Joan Rigol (1d.) ante la gran senyera catalana que encabeza esta tarde la manifestación en protesta por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña .- EFE/Marta Pérez

La decisión del Tribunal Constitucional generó un profundo descontento entre los partidos que habían impulsado el Estatuto (CiU, PSC, ERCe ICV-EUiA) y les llevó a apoyar una manifestación de protesta organizada por la entidad de defensa de la cultura catalana Òmnium Culturalen Barcelona el 10 de julio de 2010 bajo el lema «Somos una nación. Nosotros decidimos». También apoyaron la manifestación los sindicatos mayoritarios y cerca de 1.600 entidades.​ Encabezaron la marcha el presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla, y el del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach.

El PSC trató de dar un carácter institucional a la marcha y centrarla en la protesta contra el Tribunal Constitucional pero los gritos en favor de la independencia y las banderas independentistas dominaron la manifestación. Montilla se vio incluso obligado a abandonarla precipitadamente.​ Los organizadores afirmaron que se trató de la manifestación más multitudinaria de la historia de Cataluña hasta esa fecha. Las cifras de participación oscilaron entre los 425.000 calculados por el periódico El País y los 1.500.000 que cifró Òmnium Cultural.

Elecciones al Parlamento de Cataluña (noviembre de 2010)

President Artur Mas

En 2007, Artur Mas, presidente de Convergència Democràtica de Catalunya y de CiU, que no había obtenido mayoría en las elecciones autonómicas de 2006 y había tenido que dejar paso de nuevo al pacto entre PSC, ERC e ICV-EUiA (que revalidaba así la fórmula del “tripartito”), inició un proceso de «refundación» del catalanismo bajo la denominación La Casa Gran del Catalanisme («Casa Grande del Catalanismo»), en el cual planteaba que Cataluña debía tener el «derecho a decidir». Inicialmente, las reivindicaciones de CiU se centraban en aspectos prácticos como la gestión de las infraestructuras.

Sin embargo, en las elecciones autonómicas de 2010, CiU incluyó como punto fundamental de su programa electoral el «derecho a decidir», centrado en la necesidad de que Cataluña dispusiera de un nuevo modelo de financiación, similar al concierto económico del País Vasco, el «pacto fiscal», excluyendo la posibilidad de celebrar una consulta sobre la independencia, al menos en la siguiente legislatura. Durante la campaña, Mas declaró solo apoyaría al PSOE o al PP tras la celebración de las siguientes elecciones generales si se comprometían a conceder el pacto fiscal a Cataluña, y que no consideraba que para ello fuese necesario reformar la constitución española, argumentando que ni el concierto vasco y el convenio navarro figuraban como tales en la carta magna.​ Durante la campaña electoral, ERC, que hasta entonces formaba parte del gobierno y que pedía un referéndum de autodeterminación en su programa electoral, se había ofrecido a apoyar la investidura de Mas, si lo necesitase, sin requerir de CiU que convocase dicha consulta.​

Eleccions al Parlament de Catalunya de 2010

Las elecciones dieron la victoria a CiU, con 62 escaños, pero sin que consiguiera la mayoría absoluta. Los antiguos componentes del tripartito, que habían anunciado durante la campaña que no deseaban renovar la fórmula, incluso si contasen con escaños para repetirla, perdieron votos y escaños, quedando en conjunto por debajo de CiU (el PSC obtuvo los peores resultados en unas autonómicas hasta la fecha). Dos partidos que pedían la convocatoria de un referéndum de autodeterminación para Cataluña obtuvieron también representación en el nuevo parlamento: ERC (con diez escaños, si bien había perdido casi la mitad de su representación en la legislatura anterior) y Solidaritat Catalana per la Independència (cuatro escaños; su lema de campaña fue «Catalunya proper estat d’Europa»).

Artur Mas, que quedó a ocho escaños de la mayoría absoluta, se presentó al debate de investidura con un discurso en el que proponía que Cataluña comenzase una «transición nacional» hacia la aplicación plena del «derecho a decidir» de los catalanes, que comenzaría con la formación de un frente común en defensa de un pacto fiscal similar al concierto vasco. Según Mas, la sentencia del Tribunal Constitucional en relación al Estatuto de 2006 había dado por terminado el pacto constitucional entre Cataluña y España, y el proceso de transición nacional seguiría el camino marcado por la manifestación realizada el 10 de julio anterior que, con el lema Som una nació. Nosaltres decidim y la participación del gobierno de la Generalidad y de CiU, había sacado a la calle a cientos de miles de personas en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional.​ También expuso un calendario: durante el año siguiente (2011), trataría de conseguir un frente común con dicho objetivo en Cataluña, para planteárselo al gobierno español que saliese de las siguientes elecciones generales, condicionando su apoyo a la aprobación del pacto fiscal. No excluyó explícitamente la independencia, pero, sin nombrarla, la descartó por el momento: «Es responsabilidad de un presidente y de un pueblo no cerrar las puertas a los anhelos de un pueblo, así como evitar fracturas internas».​ Ningún partido votó a favor de su investidura en primera ronda. ERC porque Mas no contemplaba la celebración de un referéndum de autodeterminación. El Partido Popular por estar en contra del planteamiento de Mas respecto al derecho a decidir. Además, criticó la pretensión de Más, introducida en el discurso de la sesión de investidura, de elaborar una ley de consultas catalana para que estas no tuvieran que ser autorizadas por el Gobierno español. Según le dijo la líder del Partido Popular de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, a Artur Mas, «No busque usted reformas de leyes para facilitar el referéndum para el derecho a decidir».

El «pacto fiscal» (julio de 2012)

President Artur Mas negociando el Pacto fiscal en Madrid con el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy

El 25 de julio de 2012 el Parlamento de Cataluña aprueba el denominado «pacto fiscal» —un texto que proponía que Cataluña se dotara de un sistema fiscal nuevo con semejanzas al concierto económico que regula la relación tributaria entre la Administración General del Estado de España y la comunidad autónoma del País Vasco— con el apoyo a la totalidad de CiU, ICV-EUiA y ERC y la abstención del PP.​ El 20 de septiembre de 2012 Artur Mas, presidente de la Generalidad de Cataluña se reunió con Mariano Rajoy que respondió que no había margen para negociar la propuesta. Artur Mas señalo que Cataluña deberá realizar una profunda reflexión y a tomar decisiones, ya que el «pacto fiscal» se veía como la última posibilidad de entendimiento entre Cataluña y el resto de España.

Movilizaciones independentistas (2012)

A lo largo de 2012 varios municipios y consejos comarcales catalanes se pronunciaron en favor de la independencia y sus plenos aprobaron declararse «territorio catalán libre», añadiendo que la legislación española solo estaría en vigor en dichos municipios de «forma provisional» hasta que el parlamento catalán dictase una nueva legislación. El primer municipio en aprobar la moción fue San Pedro de Torelló el 3 de septiembre de 2012.

“Catalunya, Nou Estat d’Europa” 11S, 2012

Durante la fiesta del Día Once de Septiembre de 2012 tuvo lugar en Barcelona la manifestación Catalunya, nou estat d’Europa» (en español, ‘Cataluña, nuevo estado de Europa’) organizada por la organización independentista Asamblea Nacional Catalana. Se consideró la manifestación más multitudinaria hasta la fecha en Cataluña,​ estimándose el número de asistentes entre 600 000 (Delegación del Gobierno, diario El País) y 2 000 000 (organizadores).

Fuente, Wikipedia: https://goo.gl/w4cxzV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s