Ignacio Varela: La migración masiva del PP a Ciudadanos: quiénes son y por qué se van

Ignacio Varela: La migración masiva del PP a Ciudadanos: quiénes son y por qué se van

 

Hay entre ellos más hombres (58%) que mujeres (42%). Pero la primera señal de alarma suena al conocer su edad: abandonan más al PP los mayores que los jóvenes

 

En esta primera oleada del PanelConfidencial, el instituto IMOP no se aventura a repartir escaños en el Congreso (y hace bien con una muestra de 1.400 entrevistas en toda España). Bajo mi exclusiva responsabilidad, con esta estimación de voto, creo verosímil una composición de la Cámara muy parecida a esta:

La gran noticia de esta encuesta es el avance arrollador de Ciudadanos, que corre en paralelo con el desplome del PP y el estancamiento de la izquierda. El partido de Rivera estaría ya en la zona de los siete millones de votos, de los que casi tres millones provendrían del Partido Popular.

En efecto, la encuesta nos dice que casi cuatro de cada 10 votantes del PP se inclinan ahora por Ciudadanos. No se recuerda una migración semejante de un partido a otro desde hace mucho tiempo. El tráfico en esa frontera es intensísimo, pero solo en una dirección.

Más allá de su valor predictivo, el que alguien declare en una encuesta que votó al PP pero que si se votara mañana lo haría por Ciudadanos debe significar algo en términos de clima de opinión. Si el número de quienes así responden alcanza niveles estratosféricos, como es el caso, conviene detenerse para conocerlos mejor.

¿Quiénes son, cómo son, qué opinan y, sobre todo, por qué se disponen a emigrar del PP a Ciudadanos —o eso anuncian— casi tres millones de personas? He aquí una primera radiografía de ese colectivo:

Hay entre ellos más hombres (58%) que mujeres (42%). Pero la primera señal de alarma suena al conocer su edad: abandonan más al PP los mayores que los jóvenes. Solo el 26% de esa población migrante es menor de 45 años, frente a un 74% que supera esa edad. De hecho, el grupo más numeroso(31%) es el de los mayores de 65 años, la eterna fortaleza del PP.

Ciudadanos está penetrando como cuchillo en mantequilla en los espacios generacionales en los que se asienta el PP (también el PSOE). Algo que Podemos no logró ni en sus momentos de mayor esplendor.

En cabeza, la corrupción política (65%). Después, las pensiones (52%).Tercero, la precariedad laboral (41%). Cuarto, el problema de Cataluña (37%)

 

Es una fuga principalmente urbana, de ciudades superiores a 200.000 habitantes. Y sus componentes tienden a tener estudios superiores. Pero el segundo susto importante se produce al comprobar que los dos territorios en los que la escapada se hace más multitudinaria son… Andalucía y Madrid. Entre ambas comunidades suman el 39% de todas las pérdidas del PP a Cs. A la vista de estos datos, ni Cifuentes ni Susana Díaz deberían estar tranquilas.

En cuanto a sus opiniones, la primera pista nos la da su selección de los problemas más importantes para los próximos años. En cabeza, destacada, la corrupción política: 65% de menciones. En segundo lugar, las pensiones (52%).Tercero, la precariedad laboral (41%). Cuarto, el problema de Cataluña (37%). La última de la lista, la economía (18%). Y Rajoy, queriendo frenar la caída con sus milagros macroeconómicos.

¿A qué partido consideran más capacitado para hacer frente a los principales problemas del futuro? Observen esta tabla de respuestas, ordenada por la importancia que dan a cada uno de ellos:

Hablemos de líderes y de partidos. Los votantes que migran del PP a Cs puntúan a Rajoy con un 5,2 y a Rivera con un 7,4. Pero lo realmente grave es que el 52% dice que su opinión sobre Rajoy ha empeorado en los últimos meses; y en sentido inverso, el 86% ha mejorado su opinión sobre Rivera.

En cuanto a los atributos de ambos líderes y de sus partidos, fijémonos en tres muy básicos: la proximidad ideológica, la confianza y la capacidad de gobierno.

El PP sale mal en la comparación, pero Rajoy, aún peor. Así, no sorprende que el 78% de estos encuestados prefiera a Albert Rivera como presidente del Gobierno frente al escuálido 6% que prefiere a Mariano Rajoy. (Recordemos que esto lo dicen personas que reconocen haber votado al PP en las últimas elecciones generales, aunque ahora prefieran a Ciudadanos).

Se dice que el trasvase masivo de votos es espejismo, un sarampión transitorio derivado del conflicto de Cataluña. No parece que esto sea exacto. Es cierto que estos votantes tránsfugas aprueban con entusiasmo la actuación de Ciudadanos en este conflicto (el 91% la considera buena o muy buena), pero tampoco rechazan mayoritariamente la del Gobierno: el 68% la valora bien y el 22%, mal. Si fuera solo por lo de Cataluña, no habría tres millones de votantes del PP preparando las maletas para irse con Rivera.

Eso sí, en materia de modelo territorial son tajantemente centralistas: el 70% preferiría un Estado sin autonomías o, al menos, que las comunidades tengan menos autonomía que en la actualidad. En eso coinciden con los votantes del PP que de momento permanecen fieles a la gaviota.

Por último, ¿cuál es la posición ideológica de los tránsfugas? En la famosa escala del 1 al 10 (de izquierda a derecha), se sitúan en el 6,4: claramente ubicados en el centro-derecha, pero más a la derecha que los votantes originales de Ciudadanos, por lo que cabe pensar que su irrupción en el ‘universo Cs’ escorará a ese partido hacia la derecha, desplazando a su vez al PP hacia territorios aún más conservadores.

La principal conclusión de este análisis es que, a mi juicio, Ciudadanos no solo detrae votos de la periferia del electorado del PP, sino que ya está penetrando en su núcleo duro más tradicional. Lo que me hace más escéptico ante la tesis del temporal transitorio que pronto cederá.

En resumen. Si es usted una persona entrada en años, de ideas más bien conservadoras pero sin abusar, habitante de una gran ciudad (pongamos Madrid), con estudios y un buen nivel de vida, tiene desde octubre una bandera española colgada de su balcón y lleva años votando al PP pero está harto de la corrupción, preocupado por las pensiones y ya no se fía de Rajoy para una cosa ni para la otra, es usted la viva imagen del elector que se prepara para dar su voto a Ciudadanos en cuanto tenga ocasión. Cosas de la nueva política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s