Por una República Ibérica libre de tensiones territoriales

  • AUTOR: Miquel Rovira Mariné

Por una República Ibérica libre de tensiones territoriales

 

“En IBERNEXUS trabajamos para construir un modelo territorial republicano en el que todos encuentren su lugar”

 

Del “a por ellos, al junto a ellos…”

El año 2018 empezaba con una noticia que quizás a muchos les pasó inadvertida, pero a otros no nos sorprendió. El prestigioso think tank británico The Economist Intelligence Unit (EIU) rebajaba de 8’30 a 8,08 la calificación de España, en un ranking sobre la posición democrática. Esta calificación dejaba a España muy cerca de la calificación de “Democracia imperfecta”.

Estas últimas semanas diversos medios de comunicación internacionales y algún que otro organismo internacional están corroborando esta calificación, poniendo en tela de juicio la situación de la democracia en nuestro país, y la propia transición del 78.

Podemos estar de acuerdo que el proceso en Cataluña a tensionado al máximo las costuras políticas, jurídicas y sociales de España. Y habrá que darle la razón a aquellos que dicen que el proceso catalán ha sido una gran oportunidad para demostrar la calidad democrática de este país.

Pero el resultado es bien conocido por todos. Unos representantes políticos en la cárcel o en el autoexilio, altos funcionarios cesados, ciudadanos denunciados, maestros perseguidos, por lo que algunos han llegado a calificar de golpe de Estado democrático. Y todo ello orquestado a través de un articulo de la Constitución, hasta el pasado año desconocido, el 155.

No voy a entrar en valoraciones jurídicas, ni me siento preparado, ni me apetece. Pero si voy a hablar de costura, de alta costura política.

Aquellos que aún creen que el 155 ha servido de bálsamo para Cataluña, les diré que el 155 ha servido para dar la estocada final a una reconciliación civil que se auguraba difícil, analizando la evolución política de Cataluña desde el año 2012. Con el “cepillado” del Estatuto de Autonomía catalán. Con el 155 somos muchos los que hemos desconectado de España, que no de los españoles. Hemos desconectado irreversiblemente de un modelo de país en el que la ley está por encima de la Democracia. Y todos sabemos que cuando la ley está por encima de la Democracia, el pueblo deja de creer en la Justicia y en el Estado como instrumento de cohesión.

Y en este punto de no retorno, en el que estamos instalados surge un nuevo movimiento ibérico, Ibernexus, que ha llenado de aire fresco un ambiente enrarecido por una forma de hacer con demasiadas togas y poco debate político.

Movimientos iberistas hay muchos, la mayoría de ellos supremacistas. Ya lo dijo aquel ultranacionalista de C’S, “Portugal es España, y Cuba es España”. Afirmación que como mínimo denota falta de cultura en general, y democrática en particular, así como el respeto al los principios básicos del Derecho Internacional.

Y como decía en este escenario, en el que se ha metido con calzador el debate político en las salas de nuestros Tribunales, aparece una formación política que quiere aglutinar las fuerzas de los que estamos hartos. De los catalanes y vascos que hemos desconectado de esta España, pero también de los canarios, castellanos, riojanos, nuestros hermanos valencianos y de baleares, andaluces, extremeños, murcianos, leoneses, cántabros, gallegos, asturianos, aragoneses, ceutíes y melillenses, hartos de que narcoticen su sentido común, con la falsa excusa de defender una patria en peligro, aun perdiendo los derechos y libertades por los que muchos de nuestros ancestros lucharon.

¡Estamos hartos, sí!  los que creemos y construimos este movimiento iberista y republicano, sabemos que para muchos catalanes, no hay vuelta atrás. No hay vuelta atrás, ni retorno a un reino de España, donde su monarca abdicó de facto de 2 millones de súbditos. Desde ese día hay 2 millones de republicanos que jamás volverán a ser españoles. 

Ibernexus ha nacido para iniciar un proceso rupturista y constituyente en la península Ibérica. Un proceso ilusionante, donde los principios democráticos de la autodeterminación sirva para construir una unión fraternal de pueblos ibéricos, en forma de República.

En definitiva, un proceso donde republicanos españoles y republicanos catalanes construyamos un nuevo país.

¿Te atreves?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s